Elaboración de una lista de especies exóticas invasoras de la Unión

Procambarus clarkii

Las especies exóticas invasoras son un problema importante y de creciente magnitud en toda la UE. Además de constituir una de las principales fuentes de pérdida de biodiversidad, causan también daños económicos y sociales significativos. En conjunto, se estima que cuestan a la economía europea más de 12.000 millones de euros al año, cifra que crece constantemente.

En vista de ello, la Unión Europea ha adoptado un nuevo Reglamento sobre especies exóticas invasoras que establece un marco jurídico coordinado a nivel de la UE para prevenir, minimizar y mitigar los efectos adversos de las especies exóticas invasoras sobre la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, y para limitar sus daños sobre la economía y la salud humana.

El Nuevo Reglamento entró en vigor el 1 de enero de 2015. En esencia, es una lista de especies exóticas invasoras preocupantes para la Unión, elaborada y presentada para su aprobación a un Comité permanente constituido por representantes de los Estados miembros (conocido como el Comité de las especies exóticas invasoras).

Esta lista de la Unión de especies “más dañinas” está concebida para clasificar las especies que causan daños importantes en los Estados miembros afectados, justificando con ello la adopción de medidas concretas aplicables en la Unión Europea, incluyendo a los Estados miembros que aún no hayan sido afectados. Solo se incluirán las especies en la lista si es probable que estas medidas puedan prevenir, reducir al máximo o mitigar los efectos adversos.

El Reglamento establece una serie de criterios que deben cumplirse para que una especie se incluya en la lista de la Unión. Uno de ellos se refiere a la necesidad de un análisis de riesgos científicamente sólido. Dado que no todas las especies exóticas invasoras disponen de esta evaluación de riesgos, la Comisión ha comenzado con aquellas que sí lo tienen.

 

Establecimiento de una primera lista

El primer paso para el establecimiento de la lista fue comprobar que las evaluaciones de riesgos eran suficientemente amplias y abarcaban todos los elementos establecidos en el artículo 5.1 del Reglamento de las especies exóticas invasoras.

El siguiente paso fue determinar si las especies cumplían todos los criterios establecidos el artículo 4 del Reglamento. A continuación la lista provisional fue presentada para su consideración al Comité de especies exóticas invasoras, antes de su aprobación formal.

En total, 37 especies están incluidas en la lista de la Unión aprobada en enero de 2016. Entre ellas se incluyen conocidas especies invasoras como la malvasía canela Oxyura jamaicensis, la tortuga de orejas rojas Trachemys scripta y el cangrejo americano Procambarus clarkii de América del Norte, así como la avispa asiática Vespa velutina del sudeste asiático y el jacinto de agua común Eichornia crassipes de Sudamérica.

También incluye especies menos conocidas pero igualmente peligrosas, como la planta de forma rizada en espiral Lagarosiphon major o el duraznillo de agua Ludwigia peploides. Esta primera lista tiene como objetivo poner en marcha las acciones para luchar contra las especies exóticas invasoras en la UE.

Están previstas actualizaciones regulares ya que hay evaluaciones de riesgos de nuevas especies que cumplen los requisitos estándar que ya se han completado. La próxima actualización se llevará a cabo a finales de 2016.

 

¿Y que ocurre ahora?

Una vez la especie ha sido incluida en la lista de la Unión, el Reglamento de especies exóticas invasoras exige que se adopten tres tipos de medidas:

  • Prevención: las especies incluidas en la lista de la Unión están prohibidas en la UE y se pondrán en marcha fuertes medidas para prevenir en primera instancia la entrada de estas especies en la UE, ya sea ésta de forma intencionada o accidental.
  • Detección temprana y erradicación rápida: los Estados miembros implantarán un sistema de aviso temprano para detectar la presencia de esas especies lo antes posible y tomar medidas urgentes para evitar que lleguen a establecerse.
  • Gestión de las especies exóticas invasoras ya establecidas: algunas de las especies exóticas invasoras de la lista de la Unión ya están establecidas en el territorio de la UE. Los Estados miembros tendrán que poner en marcha una serie de medidas prácticas para erradicarlas o al menos contenerlas de manera que no se puedan expandir ni causen mayores daños.

Para más información ir a: http://ec.europa.eu/environment/nature/invasivealien/index_en.htm

 

Ver noticia completa en el Boletín NATURA 2000,(Pág. 6).